REGLAS DE BLACKJACK PARA PRINCIPIANTES

Aquí les presentamos la información que necesitan para aprender como se juega black jack.  Es una guía que cubre todos los puntos importantes, explicados de la manera más sencilla pero a la vez completa.

Pero antes, un poco de historia sobre este juego de cartas que es tan popular, resulta que surge a partir de otro que  es igualmente famoso entre la gente, y perdura desde hace ya siglos, el juego original se conoce como “La Veintiuna” o “El Veintiuno”, que era jugado en la España  del 1600, incluso Miguel de Cervantes Saavedra, incluyo una referencia a este juego de naipes en su obra “Rinconete y Cortadillo” (del 1612). El atractivo que este juego posee, hizo que se convirtiera en algo común entre la gente, desde los finales del siglo XVI.

Ya desde entonces, este juego viajo por toda Europa y posteriormente hacia América, permitiendo así que el mismo se enriqueciera con muchas variaciones, y que finalmente derivará en uno de los atractivos que ningún casino respetable puede dejar de tener y con tantos fans en el mundo entero.

 

Reglas Blackjack

Primero es necesario entender saber los puntos básicos,  el software para juegos (ya sea descargable o disponible en el sitio de modo instantáneo) representa una mesa de blackjack, usualmente se ofrecen variedades distintas (de un mazo, de varios) con reglas que varían.  Es pertinente aclarar que las reglas aquí explicadas, son para la versión base, por así llamarle, cada variedad distinta podrá tener algunas discrepancias, se recomienda que revise usted en cada casino y modalidad las distintas reglas antes de jugar con dinero real.

El Blackjack es fácilmente uno de los juegos más populares que existen en casinos tanto físicos como en línea, aquí el jugador compite contra la casa o el croupier, en el juego a todos los jugadores se les dan cartas, las cuales tienen un valor determinado.  Todas las cartas del 2 al 10 tienen el valor que aparece en ellas, así un 5 de espadas vale 5 y un 7 de diamantes, valdrá 7.

Todas las cartas que tienen una ilustración en ellas, como son sotas, reinas y reyes, valdrán 10 cada una.  El as es especial ya que tiene un doble valor, puede ser de 1 o bien de 11, esto se determina basándose en la combinación de cartas que tenga el jugador. Por ejemplo, si usted tiene un 9 y le dan un as, contaría ese as como un 11 (9+11=20), sin embargo si tiene un 3 y un as, tal vez lo cuente como un 1 y pida una carta más.  La razón de esto es que el objetivo de este juego es lograr un puntaje lo más cercano a 21 sin sobrepasar este número, en caso de no lograrlo, se espera entonces obtener un número mayor que el del croupier.

Aquí un ejemplo de esto, si un jugador tiene un 10 y un 8, su puntaje es de 18. El croupier tiene un 9 y un 8, lo que le da un número total de 17. En este caso, el jugador tiene un puntaje mayor que el del croupier, que está más cerca de 21, sin pasarse, en este escenario el jugador ganaría.

Lógicamente el mejor caso sería obtener un as y un 10, para tener un resultado de 21 exactos.  Entre menos cartas sean utilizadas para jugar, mayor será la ventaja del jugador, y al contrario, si se usan más, la ventaja se incrementa para el croupier. Una regla básica es que si la banca ( el o la croupier) suma 16 o menos, deberá forzosamente pedir cartas adicionales, y si su valor es de 17, se deberá plantar.

Veamos un poco más a fondo sobre los términos que se usan más en este juego, para así familiarizarnos:

Pedir o mantenerse: Una vez que el jugador recibe sus dos cartas iniciales, se le da la opción de “pedir” ( significa, sacar una carta adicional), esperando así aumentar el valor total de su mano, o puede también “mantenerse” (esto es lo contrario, no sacar más cartas y hacer uso únicamente de las dos cartas que ha recibido originalmente) El jugador podrá pedir en varias ocasiones, hasta que se encuentre satisfecho con el total de su mano o bien exceda de los 21 y quede fuera del juego.

Doblarse: Esto nos va a permitir el doblar la apuesta original, a cambio de recibir una única carta adicional.  Veamos un ejemplo: la carta del croupier, que está boca arriba, es un 4 y en su mano tiene usted un 3 y un 6, esto da un total de 9. Sería la situación idónea para doblarse. Usted va a aumentar su apuesta y tiene la posibilidad de recibir una carta de un valor de 10, lo cual le daría un puntaje total de la mano de 19.  Es muy sencillo que en este caso el crupier se pase de 21 o bien se quede con una mano de un valor total de 17, en ambos casos el ganador sería usted.

 

Dividir: La división es una acción que nos permite aumentar la apuesta una vez que se han repartido las cartas de inicio.  Al momento que usted recibe un par, puede dividir éste en dos manos distintas. Luego tendrá que añadir la misma cantidad que puso originalmente en la apuesta, después cada mano es jugada de modo separado. Un ejemplo de un buen par para dividir, sería un 8, ya que en conjunto le dan un puntaje total de 16,  ahora bien si usted elige dividirlos, tiene la esperanza de recibir un 10, y esto le daría un valor total de 18.

Aquí tienen entonces, las reglas básicas, para poder jugar blackjack de una manera general, cabe recordar que existen variaciones, las cuales conllevan diferencias en estas reglas y eso se puede revisar en cada casino en las guías de juego, ahora estamos listos para probar nuestra suerte con el que podría ser, el juego más conocido en los casinos de todo el mundo.